Copa Davis:

Copa Davis - Historia
Copa Davis

Historia

Escrito en el año 2016

La Copa Davis nació como International Lawn Tennis Challenge Trophy en 1900 y no iba a adoptar la denominación por la que la conocemos hoy sino hasta 1945, año en el que murió Dwight Filley Davis, tenista que había impulsado la idea de la competición, haciendo así homenaje al nombre de quien fue su gestor.

Dwight Filley Davis.

Las primeras ediciones tenían un número mucho más reducido de naciones que las que compiten actualmente. De hecho, la primera realización del evento no fue un torneo sino un desafío entre Estados Unidos y Gran Bretaña, en Boston, con victoria local por 3-0. Luego se sumarían Australia (representado hasta 1914 por Australasia, que abarcaba a Nueva Zelanda también), Francia y Bélgica.

Por supuesto, el dominio norteamericano, británico y australiano (se podría decir, el "Big Three" de países en tenis) que reinó en los Grand Slams hasta los 70 iba a plasmarse en la competición entre países, no sólo llevándose los títulos sino que apenas dejando lugar para cualquier otro equipo en las finales; tan solo Bélgica, Japón y Francia (en los años de los Cuatro Mosqueteros) iban a poder ser protagonistas hasta 1960, cuando todo comenzaba ya a ser más competitivo y parejo.

Se pueden distinguir, sin embargo, ciclos exitosos que se marcaron según los grandes campeones que fuero pasando. Entre 1903 y 1906 Gran Bretaña (bajo el nombre de Islas Británicas) se llevó cuatro títulos consecutivos de la mano de los hermanos Reginald y Lawrence Doherty, casi invencibles tanto individualmente como jugando en pareja. Luego, Norman Brookes lideraría a Australia para llevarse 6 de las 8 ediciones realizadas desde 1907 a 1919 (Guerra Mundial en el medio), hasta que en los años 20 llegarían Bill Tilden y Bill Johnston arrasando para Estados Unidos, con 7 éxitos encadenados (récord vigente) hasta 1926; allí, la antorcha pasó a manos de Francia y los Cuatro Mosqueteros: René Lacoste, Jean Borotra, Henri Cochet y Jacques Brugnon. Si bien éstos cayeron ante los "Billies" en sus primeras dos apariciones en la final, luego se darían vuelta los papeles, con victoria francesa desde 1927 hasta 1932 (cinco de ellas a los norteamericanos). Inmediatamente llegaría Fred Perry para volver a poner en escena a los británicos con 4 coronaciones seguidas, que significarían las últimas para el Reino Unido hasta que Andy Murray encabezara la conquista de 2015.

-------

-------------Laurie y Reggie Doherty.-----------------------Richards, Tilden y Johnston en la Davis 1922.

Llegaría la era de mayor dominio de un país en la historia del tenis: la de Australia y una camada irrepetible de jugadores como Frank Sedgman, Ken McGregor, Lew Hoad, Ken Rosewall, Ashley Cooper, Neale Fraser, Rod Laver, Roy Emerson, Fred Stolle, John Newcombe, Tony Roche. Todos ellos brillaron en el circuito mundial durante los 50 y los 60, y la Copa Davis no iba a ser la excepción: desde 1950 hasta 1967, los oceánicos se llevaron 15 Ensaladeras. Y contando desde 1938 a 1968 (suspendidos los eventos durante la Segunda Guerra Mundial), cosecharon 25 finales ininterrumpidas.

Lew Hoad y Ken Rosewall con la Copa Davis 1953.

Los australianos eran prácticamente imbatibles y llevaron el poderío del Big Three a niveles nunca vistos. Pero, entrados a los 60, el escenario ya era otro: Italia, México, España, India, Rumania o Alemania pudieron llegar a participar de la serie final. Cada vez más, los países que se habían mantenido al margen de los primeros planos comenzaban a producir jugadores competitivos. Se trataba de campeones de Grand Slam: Manolo Santana para España, Nicola Pietrangeli para Italia, Ilie Nastase para Rumania, Jan Kodes para Checoslovaquia.

La racha del "Big Three" se extendió todavía un poco más cuando Estados Unidos, de la mano de Arthur Ashe y Stan Smith se adjudicó las 5 ediciones de 1968 a 1972. Unas últimas gotas de talento de Laver, en compañía de Newcombe, le dieron otro éxito a Australia en 1973, y el mapa tenístico ya no volvería a ser el mismo. Sudáfrica con Johan Kriek, Suecia con Bjorn Borg, Italia con Adriano Pannatta y Checoslovaquia con Ivan Lendl iban a tener su premio. Además, países de América ya comenzaban a pisar fuerte en el circuito: México, Chile y Argentina dijeron presente en finales.

Equipo estadounidense de 1970.

El poder de Estados Unidos (con John McEnroe y Jimmy Connors) y de Australia (Pat Cash y John Fitzgerald) seguía latente, pero ahora ya era tuteado por muchos equipos capaces de dar la sorpresa. Suecia se acomodó definitivamente como potencia en los 80: aun sin Borg pudo llegar a 7 finales de las cuales triunfó en 3; Mats Wilander, Stefan Edberg y el doblista Anders Jarryd, los ases. A fines de la década y entrando en los 90, Alemania contaría con jugadores como Boris Becker y Michael Stich y también se consagraría por triplicado. Estados Unidos, por su parte, seguiría produciendo jugadores y a través de Michael Chang, Andre Agassi, Pete Sampras y Jim Courier, seguiría reinventándose y manteniéndose en la élite. Los suecos harían lo propio con el surgimiento de Jonas Bjorkman, Magnus Larsson y Magnus Norman, y sumarían 3 Copas más a sus vitrinas, quedando como el país más ganador de Copa Davis por detrás de Estados Unidos en la Era Abierta.

--

Suecia y sus dos décadas de triunfo: fotos de campeón en 1984 y 1997

Boris Becker (campeón 1988-89) y Michael Stich (1993), estandartes de los únicos éxitos alemanes en la historia de la Copa.

Terminados los 90, el tenis siguió emparejándose en cuanto a la "distribución geográfica de talentos", y aparecieron campeones primerizos como Rusia, Croacia, Serbia y Suiza; así como otros tantos finalistas inéditos como Eslovaquia y Bélgica (su única vez había sido en 1904). La figura de Argentina se engrandeció más que nunca, en la era de una legión irrepetible como la de los Gastón Gaudio, Guillermo Coria, David Nalbandian y Juan Martín del Potro, entre otros. Fue, junto a España, el gran generador de tenistas llegado el nuevo siglo, en calidad y en cantidad. Dos países que habían sido históricamente de papel secundario en los torneos, y que nunca habían conseguido la Copa Davis; pero fueron los españoles, con piezas mucho más constantes como Juan Carlos Ferrero, David Ferrer o Rafael Nadal, quienes se florearon con 5 conquistas, mientras que los albicelestes se tuvieron que conformar con 3 subcampeonatos y un título que llegó, quizás, en el momento menos esperado: en 2016, ya sólo con Del Potro como figura destacada de otros años.

España y el último título de su dinastía, en 2011.

-

Nalbandian, uno de los grandes de la historia del torneo, no tuvo premio. En 2016 se concretó el sueño argentino.

La Copa está más pareja que nunca y ya no tiene dominadores. Muy atrás quedó la mística del Big Three (de la cual los norteamericanos sacaron una ventaja de 4 Copas a Australia para quedar, hasta ahora, como máximos ganadores del certamen). Incluso la camada de la España pentacampeona parece haber llegado a su fin. Hoy nada está dicho. Muchos países todavía sueñan con su primera Ensaladera, esa que por ahora sólo 14 han sabido conquistar (y nunca hubo mejor momento para hacerlo).