Roland Garros:

Otros Grand Slams:

Grand Slams - Roland Garros - Historia

Roland Garros

Historia

Escrito en el año 2017

El Torneo de Roland Garros es el certamen icónico del polvo de ladrillo y forma el selecto grupo de los 4 Grand Slams. Así como sus “primos”, también tiene una muy rica historia, que nació en 1891.

El deporte surgió con mucha popularidad en Europa. Dentro de ese contagio, los franceses inauguraron su torneo en París, que bautizaron como Campeonato de Francia. En sus comienzos era tan exclusivo, que únicamente jugaban los socios del polideportivo Racing Club de France, usando sus instalaciones para el desarrollo de la competición (primeramente llamada Campeonato de Francia).

El primer campeón fue sorpresa, porque no se trato de ningún tenista francés. H. Briggs, británico de nacimiento, fue el ganador inaugural. En su momento, el certamen era muy poco popular, y triunfó ante algunos pocos espectadores. Tal es así que hasta el día de hoy, se desconoce su nombre de pila, pero aún así quedó en la historia del tenis. Los partidos se jugaron todos en un mismo día, y Briggs se coronó con un 6-3 6-2 sobre el local Baigneres.

El torneo carecía de popularidad entre los franceses, y por eso decidieron incluir a las mujeres en 1897. La primera campeona sí fue de casa, porque Françoise Masson venció a P. Girod por 6-3 y 6-1. Como dato anecdótico, solo participaron tres tenistas del torneo.

Los primeros dominadores del certamen se dieron en este período. Max Décugis ganó 8 campeonatos entre 1903 y 1914, y por mucho tiempo fue el máximo ganador. En cuanto a las mujeres, Suzanne Lenglen hizo historia venciendo el torneo en 6 oportunidades, lo que le valió el honor de darle su nombre al segundo court en importancia dentro del complejo de Roland Garros.

-

Décugis, máximo ganador del certamen (8 títulos) hasta Rafael Nadal; Lenglen también marcó un antes y un después y una de las canchas lleva su nombre.

En 1925 llegan los cambios. Regularon las normas del torneo, lo abrieron a la gente que no era del club, y le cambiaron el nombre por su actual denominación oficial: “Les Internationaux de France de Roland Garros”, en honor a un famoso aviador francés, con muchas proezas, y también un gran aficionado al tenis. Bajo estas modificaciones, el torneo creció mucho, así como el reconocimiento a nivel mundial de sus tenistas.

Dos hechos trascendentales sucedieron en 1927. Primero, la construcción del actual Stade Roland Garros, que sería inaugurado al año siguiente. También se dio la consecución de título de Copa Davis ante el poderoso equipo de Estados Unidos. Por tal motivo, los héroes René Lacoste, Henri Cochet, Jean Borotra, y Jaques Brugnon, fueron catalogados como “los 4 Mosqueteros”, y harían de las suyas también en el certamen parisino.

Los cuatro mosqueteros inscribieron su nombre de campeón en diez ediciones de singles.

La llegada del profesionalismo en 1968 trajo aire fresco al torneo, que vivió años de “vacas flacas” con los tenistas que se debatían entre el profesionalismo o el amateurismo. El australiano Ken Rosewall y la estadounidense Nancy Richey fueron los primeros campeones de esta flamante era.

El primer gran dominante de la época fue el sueco Bjorn Borg, imponiéndose en 6 torneos entre 1974 y 1981. En medio de ese poderío, supo cosechar el máximo exponente del tenis argentino, Guillermo Vilas, que ganó por única vez Roland Garros en 1977.

Borg, una estrella fugaz en Roland Garros, donde jugó en 8 ocasiones y fue campeón 6 veces.

1983 es un año clave para la historia del tenis francés y del torneo propiamente dicho. Los locales estallaron al festejar el título de Yannick Noah, porque marcó el fin de una racha negra de 33 años sin vencedores franceses. Pero a la vez dio inicio a una segunda sequía que ya superó en tiempo a la anterior.

Noah ganó en su casa su único Grand Slam.

Desde entonces pasarían muchos años y tenistas que hicieron delirar al público, alimentaron sus hazañas obteniendo la Copa de los Mosqueteros, pero hubo que esperar hasta el 2005, para que ese polvo de ladrillo viva una verdadera revolución.

Apenas con 19 años, una remera sin mangas, pantalones muy por debajo de las rodillas, y pelo bien largo. Con un estilo diferente y un corazón único, cuando Rafael Nadal llegó a Roland Garros por primera vez en 2005, lo hizo decidido a dejar su huella. En aquella final venció a Mariano Puerta por 6-7 6-3 6-1 y 7-5, y sería la primera de sus 9 conquistas. Amo y señor de la superficie, se convirtió en apenas una década el máximo vencedor. Sin embargo, hubo un año en que se le iba a escapar.

-

Nadal, de 2005 a 2014, sólo dejó el trono de campeón para otro en 2009.

No es que los franceses no lo quisieran al español, pero siempre hubo un favoritismo claro por Roger Federer, y no lo habían podido ver salir de París con el título bajo el brazo. Tal fue así, que cuando Robin Soderling dio el tremendo batacazo de eliminar a Nadal en 2009, el público lo festejó de manera especial. Era la chance de Roger, y la tomó. El suizo ganó ese torneo y completó así su “Grand Slam”.