US Open:

Otros Grand Slams:

Grand Slams - US Open - Historia

US Open

Historia

Escrito en el año 2016

El US Open nació en 1881 como el US National Tennis Championship, un torneo en el cual sólo participaban hombres miembros de clubes que pertenecieran a la United States Lawn Tennis Association, para posteriormente sumar a las mujeres en 1887.

Se comenzó disputando sobre el césped del Newport Casino (que actualmente alberga el Salón de la Fama del tenis), en Newport, Rhode Island. En 1915 la competición se trasladó a la ciudad en la que se estableció definitivamente: Nueva York. Primero, la sede le correspondió al West Side Tennis Club, en Forest Hills, y no fue sino hasta 1978 que se mudó al complejo USTA National Tennis Center, en Flushing Meadows, Queens. Con el cambio de lugar vino también el cambio de tipo de cancha, para pasar del polvo de ladrillo (superficie de los últimos tres años en Forest Hills) al cemento. De esta forma, el US Open se convirtió en el único Grand Slam en llevarse a cabo sobre tres pisos distintos a lo largo de su historia.

-

Newport Casino fue la sede hasta 1915; en Forest Hills, las últimas tres ediciones se jugaron en polvo de ladrillo.

El USTA National Tennis Center, la actual casa del US Open.

Al igual que en Wimbledon, en los primeros años existió una disposición por la cual se le otorgaba al campeón el derecho de jugar automáticamente la final del año siguiente, en un partido que se conocía como Challenge Round. Fue bajo este método que el nombre del ganador se repitió sucesivamente en muchas ocasiones. De hecho, Richard Sears se llevó los primeros siete trofeos, marca que alcanzaría William Larned a comienzos del nuevo siglo. Con el último triunfo de Larned, en 1911, la regla del Challenge Round dejó de correr, pero aun así aparecería uno más (sólo uno más en toda la historia) capaz de sumárseles como máximos ganadores de la historia del certamen.

Bill Tilden no había ganado torneos grandes sino hasta sus 27 años de edad, cuando en 1920 conquistó Wimbledon. Más adelante el mismo año, haría lo propio en el US Open, torneo en el cual había llegado a la final en 1918 y 1919. Con su primera vez en 1920, se "destapó" y se hizo con las siguientes cinco ediciones mas la de 1929, alcanzando así los 7 de Sears y Larned. En estos tiempos se forjó la primera gran rivalidad en la historia del torneo: Bill Tilden vs Bill Johnston. El choque entre "Big Bill" y "Little Bill" se transformó en un clásico. Johnston se quedó con la primera final, en 1919, pero luego Tilden lo sometería en otros cinco partidos decisivos.

--

Sears, Larned y Tilden, máximos ganadores de la historia del certamen, con 7 títulos.

Como en todos los Grand Slam, la supremacía en los primeros años fue de los jugadores locales. Y en el caso del Abierto estadounidense, este predominio se extendió tantos años como en ningún otro. Hasta 1951, 63 de los primeros 70 campeones masculinos fueron estadounidenses. Apenas en 1903 Laurie Doherty, multicampeón en su tierra (ganador de 5 Wimbledon), fue el primer extranjero en hacerse con el título. Luego, en los años 20, la era de los "Cuatro Mosqueteros" franceses, Henri Cochet y René Lacoste se repartieron los campeonatos de 1926 al 1928. En la década siguiente, otro británico: Fred Perry conquistó tres veces el suelo norteamericano antes de pasarse al profesionalismo.

Perry fue el único tricampeón del torneo desde Bill Tilden hasta Jimmy Connors, quien consiguiera su tercer US Open en 1978.

Perry fue uno de los tantos talentos que surgieron en una época en la cual el tenis comenzó a tener cada vez más cantidad y calidad de jugadores. Esta competencia hizo que los campeones ya dejaran de ser tan reiterados, tal es así que Ellsworth Vines, Don Budge, Bobby Riggs, Frank Parker, Jack Kramer y Pancho Gonzales se repartieron dos títulos cada uno durante las décadas del 30 y 40.

Entrando a los 50 llegaría a Nueva York la fiebre australiana, que acabaría con el eterno predominio estadounidense para dar lugar a una era inigualable que se extendería hasta mediados de los 70: la de Frank Sedgman, Ken Rosewall, Ashley Cooper, Neale Fraser, Roy Emerson, Rod Laver, Fred Stolle, John Newcombe. Todas figuras que pusieron a Australia como la máxima potencia mundial y que lograron al menos un título en el US Open (ya denominado así a partir del comienzo de la Era Abierta en 1968).

Aunque ya con un circuito muy competitivo y con jugadores importantes de todos los países del mundo (que lograron también ganar quedarse con el título en ocasiones), la mayoría de los trofeos quedaron en manos de dos nuevas estrellas norteamericanas: Jimmy Connors y John McEnroe, quienes supieron dar su mejor versión a la hora de jugar en su casa, y conquistaron nueve ediciones entre ambos.

Ivan Lendl fue el otro jugador destacadísimo de los 80, y el que tomó la posta de Connors y McEnroe, verdugos suyos en sus primeras tres finales de US Open. El checo fue partícipe de los partidos definitorios de forma consecutiva de 1982 a 1989, consiguiendo el tricampeonato del '85 al '87.

--

Los '70 y '80 tuvieron a Connors, McEnroe y Lendl como protagonistas en NY. Desde 1974 hasta 1989, al menos uno de ellos se hizo presente siempre en la final.

En los 90 llegaría Pete Sampras para sumarse a Connors como máximo ganador del torneo en la Era Abierta, con 5 éxitos. El nacido en Washington conquistó los eventos de 1990, 1993, 1995 y 1996, para que después, luego de muchos años de sequía, se hiciera de manera épica con el título de 2002, el cual terminó siendo su último campeonato como profesional.

-

LOS MÁS ESPECIALES. Sampras alzó su primero (1990) y su último (2002) trofeo de Grand Slam en el US Open.

Roger Federer lograría lo mismo que Sampras pero de manera continuada. En años de poca resistencia al poderío del suizo, se quedó con los campeonatos de 2004 a 2008. Luego, con el surgir de jugadores como Juan Martín del Potro (su verdugo en 2009) y con la explosión definitiva de Novak Djokovic y Andy Murray sumado al perfeccionamiento de Rafael Nadal sobre canchas rápidas, Roger no pudo volver a triunfar en uno de sus Grand Slams favoritos, pero le alcanzó para compartir, junto a Sampras y Connors, el honor de ser los más ganadores del US Open no sólo desde 1968 sino desde aquellos años de Bill Tilden.